Joan Margarit. Premio Cervantes 2019

El poeta catalán Joan Margarit ha sido galardonado recientemente con el Premio Cervantes 2019.
El premio le fue atribuido “por su obra poética de honda transcendencia y lúcido lenguaje, siempre innovador”

Joan Margarit nació en Sanaüja (Lleida) el 11 de mayo de 1938, Acabada la guerra, y hasta 1948, la familia vivió en Barcelona, Rubí, Figueras, Girona y, de nuevo, Barcelona, donde cursó bachillerato. Mudada la familia en 1954 a Canarias, se trasladó de nuevo a Barcelona, entre 1956 y 1961, para estudiar arquitectura.
Margarit comenzó su actividad literaria a finales de los cincuenta pero se dio a conocer como poeta en castellano entre 1963 y 1965. Se define como poeta bilingüe en castellano y catalán. Accedió en 1968 a la cátedra de Cálculo de Estructuras de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona.

Pero Joan Margarit es también un arquitecto de la palabra. Dice textualmente en su página web: “Sobre la concisión, diría que un poema es como la estructura de un edificio muy particular a la que no le puede faltar ni sobrar ni un pilar, ni una viga: si sacásemos una sola pieza, se desplomaría. Si en un poema se saca una sola palabra, o se cambia por otra y no pasa nada, es que no era un poema…
“Un buen poema contribuye de algún modo al orden y la higiene del mundo…” apunta Margarit en su ensayo “Un mal poema ensucia el mundo”
“Cantamos al propio misterio. Queda por decidir desde dónde cantar, y esa es la búsqueda que cada poeta realiza a su manera. En eso consiste el estilo, la voz propia, ea voz que hay que encontrar si se quiere ser escuchado”.

Poeta, ensayista y traductor. Ha publicado, entre otros poemarios: El primer frío: poesía 1975-1995, Estació de França, Joana, Cálculo de estructuras, Casa de misericordia, Misteriosamente feliz y No estaba lejos, no era difícil.
Su obra poética ha sido traducida a diferentes idiomas y galardonada en español y catalán recibiendo, entre otros, el Premio Nacional de la Crítica (1984 y 2008), Premio Rosalía de Castro (2008) y el Premio Nacional de Poesía 2008 del Ministerio de Cultura por la obra “Casa de Misericordia”.

 

PISCINA

No le temía al agua, sino a ti,
era tu miedo lo que yo temía,
y este lugar profundo
donde desaparecen las baldosas.
Me arrastraste hacia allí,
recuerdo aún
la fuerza de tus brazos obligándome,
mientras trataba de abrazarme a ti.
Aprendí a nadar, pero más tarde,
y olvidé muchos años aquel día.
Ahora que ya nunca nadarás,
veo a mis pies el agua azul, inmóvil.
Comprendo que eras tú quien se abrazaba
a mí para cruzar aquellos días.

 

Información sobre el autor